Candidatos

Candidatos

¿Quieres ampliar tus fronteras, impulsar tu carrera profesional y vivir una experiencia a nivel laboral y personal enriquecedora?

Solufarma ha diseñado un proyecto dirigido a ofrecer al farmacéutico español, o recién licenciado en farmacia, la mejor oportunidad de inmersión en el mercado laboral de la farmacia comunitaria alemana. Acompañando y orientando siempre al candidato, seleccionando para ello únicamente farmacias conscientes y dispuestas a ayudar al farmacéutico en su comienzo en Alemania.

Requisitos

Ser licenciado en farmacia o estar cursando el último curso. Además el candidato farmacéutico debe tener un nivel de alemán B1 (ya obtenido, cursando o con intención de empezar a cursarlo) para que Solufarma pueda darle de alta en este proyecto y empiece el proceso de búsqueda de una farmacia comunitaria en Alemania.


Pero sin duda el requisito principal es tener ganas y motivación. El candidato debe ser una persona con capacidad de autosuperación y que ofrezca un compromiso real a la farmacia.

Las farmacias buscan un candidato que les proporcione estabilidad a medio/largo plazo.

Si tu idea es vivir una aventura de un par de meses, este proyecto no es para ti.

Modelo de trabajo

Las farmacias comunitarias alemanas que seleccionamos están  de acuerdo con el siguiente modelo como base mínima:


Entre 9 y 12 meses, el farmacéutico español que todavía no haya obtenido la homologación de su título (para ello es obligatorio el certificado B2 y en algunas zonas de Alemania también el C1, así como superar una prueba de idioma en la Bezirksregierung correspondiente), trabaja “en prácticas” a media jornada.


Esto significa que la farmacia le paga hasta que haya conseguido la homologación, un salario de mín. 900,-€ mensuales brutos (que corresponde a un neto de aprox. 725,-€).


El farmacéutico español  realiza 20 horas de "práctica" por semana en la farmacia y se compromete a hacer en paralelo a estas “prácticas” un curso B2 (y si es necesario un C1) y no tardar más que 5 meses (si fuese necesario un C1: 8 meses) para pasar la prueba de idioma en la Bezirksregierung correspondiente.  Si no la pasase  y la farmacia alemana no pudiera contar con él como farmacéutico, la farmacia tiene la opción de decidir entre prorrogar las prácticas con el farmacéutico o terminar la relación. Con eso la farmacia quiere prevenir que los candidatos no se tomen en serio el reto de conseguir la homologación del título en 9 meses máx.


Para el cándidato español que parte de un nivel B1, según nuestra experiencia  3-4 meses son suficientes para conseguir el certificado B2 (y 6-7 meses para conseguir un  C1).


En cuanto el candidato tenga su  título homologado y disponga del conocimiento suficiente para cumplir con competencia su nuevo Rol de farmacéutico en Alemania,  la farmacia le pagará el salario tarifa de mín. 3.500,-€ mensuales brutos (en algunas provincias el salario tarifa es incluso más alto) y ambas partes se comprometen a un contrato de permanencia de 1 año mínimo.

Eso le da al farmacéutico español  la certeza de un comienzo estable y seguro de su vida laboral en Alemania, y a la farmacia la seguridad de poder contar, por lo menos 1 año más, con una persona cualificada y útil en  cual ha invertido tiempo y formación en los meses ”de prácticas”.